lunes, 27 de marzo de 2017

Endgame: La Llamada de James Frey y Nils Johnson-Shelton

Título: Endgame: La Llamada
Autor: James Frey y Nils Johnson-Shelton       
Editorial: Destino
Número de páginas: 528
Puntuación: -1

Sinopsis:

LA TIERRA. AHORA. HOY. MAÑANA. EL JUEGO FINAL HA COMENZADO. EL FUTURO ESTÁ POR ESCRIBIRSE. LO QUE TENGA QUE SER, SERÁ.

12 jóvenes jugadores descendientes de linajes antiguos. 12 jugadores elegidos hace miles de años. Se preparan para Endgame desde entonces. No tienen poderes. No pueden volar, ni son alquimistas, ni pueden curarse las heridas. Cuando les llegue la hora, morirán. Son los herederos de la Tierra, quienes deben resolver el enigma que logre salvarnos. Si no, todos pereceremos.


LEE EL LIBRO. ENCUENTRA LAS PISTAS. RESUELVE EL ENIGMA. SOLO UNO PUEDE GANAR. EL JUEGO FINAL HA COMENZADO.

Opinión:

No he hecho una reseña completamente negativa sobre un libro desde el terrible, patético y degradante Un Cuento Oscuro de la señora Naomi Novik. Y, si habéis pasado por allí, es fácil saber que lo odié con todo mi ser. Con todo. Con Endgame: La Llamada me ha ocurrido algo muy parecido.

Debido a que no tengo nada más que mencionar que lo original que es la trama, comenzaré con la LARGA lista de aspectos negativos que se me ocurren y vaya coñazo porque hay demasiado incluso para mi gusto.
Comencemos por James Frey y lo capullo que es, ¿sí? Pues vamos a ello.

Soy un partidario de que los libros deberían leerse de manera objetiva, pero en este caso, no he podido. No realmente. James Frey es autor de dos libros contemporáneos (ridículamente bien vendidos) que fueron vendidos al mercado por la editorial como historias verídicas, para revelarse luego que eran invenciones del escritor. Luego, porque aquello no era suficiente, Frey tuvo la genial idea de crear Full Fathom Five (que es una asociación donde contratan autores y estos reciben un pago por su libro, sin importar luego cuánto dinero haga; la serie de Dorothy Debe Morir es uno de ellos, al igual que Endgame: La Llamada).

Endgame: La Llamada fue vendido hacia todos como aventura ÉPICA, no épica, sino ÉPICA. Donde el lector estaría maravillado por todo el ´´esfuerzo y planteamiento`` que tuvo este libro. una premisa que fue terriblemente recibida por muchos debido a su parecido con Los Juegos del Hambre. Puedo asegurarles, desde ya, que este libro no se asemeja de ninguna manera con el anterior. Comenzando porque Suzanne Collins tiene una escritura profesional, con personajes definidos, con un arco para su trama y personajes; esto... no lo tiene.

Es tedioso, infantil, absurdo, irreal, insufrible

Voy a discutir al respecto por puntos, para intentar contener mis opiniones en orden.


Personajes indefinidos, tan unidimensionales que da miedo. Seguimos a 12 personajes diferentes, todos ellos con sus propios problemas, sus pasados, sus pensamientos, su historia. Debido a lo corto de los capítulos resulta imposible conocerlos o diferenciarlos entre sí, o tan siquiera simpatizar con ellos. Son recortes de cartón con una piel que no engaña a nadie.

Trama lenta. Me refiero a muy lenta. Las primeras 370  páginas solo vemos a los personajes yendo de un lugar a otro sin aparentemente ningún motivo (para el lector, de cualquier manera), lo que hace que uno no pueda situarse en la historia para intentar discernir lo que va a pasar a continuación.

El halo de misterio inexistente que los escritores creen que hay. No sé a vosotros, pero a mí me ofusca y me hace querer arrancarme el pelo a trozos cuando no hay respuestas y es hecho de una manera soberbia y no interesante. James Frey y NJ-S no son Karen Marie Moning. Deténganse. Si queréis que los lectores se sientan intrigados por lo que va a pasar, hay que dar pistas, algo.

Los personajes, que son adolescentes, poseen recursos ilimitados. Y créanme cuando digo ilimitados. Viajan hacia todas partes sin importar el dinero, sin permisos los menores de edad, sin premeditación alguna, sin motivos (repito de nuevo: para el lector). No poseen magia, pero sus habilidades físicas son tan poco plausibles como la existencia de Pie-grande. O de Campanilla. O de un mismísimo puto unicornio. Están tan fuera de lugar que resultan ridículos. Poseen las últimas tecnologías al parecer salidas de la NADA, y claro, son expertos en ello.

La cantidad de números que había. Mierda. 10.000 años de antigüedad. 10.847 kilómetros. 3.584.355 millas. 6.983 años. 8.434 caballos de potencia. 394.434 bla, bla, bla. Estaba más que cansado de leer los números, con aquellos datos específicos que a nadie le importaba un coño. La verdad.

Las imágenes entre capítulos. Imágenes y datos tan fuera de lugar que resultan más relleno que una pista o algún indicio que el lector pudiese relacionar con la historia. Sin explicación, sin motivo alguno.

Relleno, relleno, relleno, relleno, relleno, relleno, relleno, relleno, relleno, relleno, relleno.

Conseguí este libro de la biblioteca, cosa que agradezco, porque si fuese mío lo lanzaría a la calle y lo quemaría. El único otro libro que pienso leer de Frey es Soy El Número Cuatro, solo para ver qué tan mal está.

2 comentarios:

  1. Voy a ignorar lo que has dicho de Un cuento oscuro xD Me acuerdo de cuando Endgame salió al mercado, se hizo una campaña publicitaria increíble. ¿No se dijo también que quien resolviera el enigma del libro ganaría no sé cuántos millones de euros o algo así? No sé, sólo sé que ese hype no me dio buena espina XD Generalmente pocos libros con esas campañas suelen ser lo que prometen.
    Me has ganado con lo dicho de LJDH xD Es mi trilogía de libros favoritos y la verdad es que me cansa que todas las nuevas distopías o de este tipo las comparen inmediatamente con LJDH.
    Totalmente de acuerdo: para que un misterio y una intriga te atrape tienes que darle al lector pistas que le hagan querer saber más, si te limitas a no decir nada llega a un punto que aburre :/
    No me gustan los libros que no se ajustan a una realidad: si los personajes son adolescentes deberían tener unos límites en todos los sentidos. No me gusta cuando el autor quiere que sus personajes hagan malabares sin pensar en lo creíble.
    Waaaait, ¿este tío es el que me habías comentado de Soy el número Cuatro? Fliping XD Te digo que Soy el número Cuatro no es la gran cosa, no vayas con expectativas muy altas >.<
    Sayonara<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un cuento oscuro sucks. Solo digo.

      Sí, de hecho he visto que eran 250mil por quién descubriera las pistas y resolviera lo que sea que era (no sé exactamente que es porque ejem... lo he dejado, lol).

      Para personajes inverosímiles y unidimensionales todos estos, de verdad. No tiene ni pies ni cabeza.

      Saludos :D

      Eliminar

¡Suscríbete para notificaciones mediante correos!